cirtdesign.jimdo.com

NIXON: "BRASIL AYUDO A MANIPULAR LAS ELECCIONES URUGUAYAS," 1971.

Nuevos documentos desclasificados revelan los amplios esfuerzos de la Administración Nixon para prevenir la victoria del Frente Amplio en las elecciones presidenciales de 1971. Los EEUU podrian haber actuado conjuntamente con los brasileños para influenciar los resultados. Hace seis semanas, un informe de la agencia de prensa AP escrito por Ron Kampeas, basado en un documento recientemente desclasificado de la coleccion Nixon en el Archivo Nacional de EEUU, revelo que durante una reunión con el entonces Primer Ministro británico Edward Heath, el presidente Nixon admitió que “Brasil ayudo a manipular las elecciones uruguayas”.

    El Proyecto de Documentación del Cono Sur del National Security Archive recolectó los 15 documentos que se exhiben a continuación en un esfuerzo por dar un contexto a los comentarios de Nixon. Los documentos muestran que los EEUU estaban profundamente preocupados que el ejemplo de Allende en Chile se repitiera en Uruguay. Las preocupaciones eran compartidas tanto por Brasil como por Argentina cuyas agencias de inteligencia militar llevaban a cabo consultas regularmente y habían anteriormente tenido un acuerdo para intervenir en los eventos políticos en Uruguay. La Embajada de EEUU recomendó actividades abiertas y encubiertas para contrarestar las revistas del Frente y cooperación entre Brasil y Argentina para apoyar operaciones de seguridad de Uruguay.

    El presidente brasileño, Emílio Garrastazu Médici, visitó Washington entre el 7 y el 9 de diciembre, 1971, cuando aun no se había definido el resultado de las elecciones uruguayas. Garrastazu Médici sostuvo varias reuniones con el Presidente Nixon, el Asesor de Seguridad Nacional Henry Kissinger, el Secretario de Estado William Rogers y el que en breve seria Subjefe de la CIA, Vernon Walters. En varios de los memorandos sobre las conversaciones con el presidente brasileño, Richard Nixon menciona la ayuda de Brasil en influenciar las elecciones uruguayas. Henry Kissinger remarca el apoyo de Garrastazu Médici a la Doctrina Nixon en América Latina. Según esta doctrina, una nación como Brasil,  jugaría el papel de potencia regional subsidiaria actuando por los intereses de los EEUU.

    Las elecciones fueron llevadas a cabo el 28 de noviembre de 1971. Lideres del Frente Amplio hicieron denuncias en el sentido que los EEUU y Brasil estarían apoyando una ola de intimidación en contra de su campaña y sus candidatos. Luego de un controversial atraso de mas de dos meses, el 15 de febrero de 1972, el tribunal electoral anuncio la victoria de Juan Maria Bordaberry, del partido Colorado en el gobierno, con 41% del voto, solo unos pocos miles de votos por encima del 40% obtenido por el candidato del partido Blanco. Para alivio de la Embajada, el Frente Amplio terminó en un distante tercer lugar con 18% de los votos. 

Contexto Histórico.

Desde mediados de los años 60, Uruguay, conocido como la Suiza de América Latina, había visto su ejemplar tradición democrática y su alto estándar de vida decaer ante una economía en crisis, corrupción gubernamental y efervescencia social. Washington establecieró una oficina del programa de Seguridad Publica de la Agencia para el Desarrollo Internacional (AID) desde 1964, para proveer asistencia a las operaciones de contrainsurgencia de la policía. En 1969, en medio de una creciente crisis política y actividades de un poderoso movimiento guerrillero de los Tupamaros, los EEUU doblaron la asistencia en Seguridad Publica en equipo y entrenamiento policial.

    La crisis escaló rápidamente hasta convertirse en conflicto en 1970. A  medida que los nuevos oficiales entrenados en los EEUU ocupaban puestos clave en la policía, aumentaban las denuncias de torturas. A. J. Langguth en su bien documentado libro Hidden Terrors (Terrores Ocultos, Pantheon Books, 1978, p. 286) da cuenta de como policías más antiguos eran reemplazados “cuando la CIA y los asesores de la policía habían optado por métodos y hombres más duros.”  También describe que mientras Dan Mitrione era jefe del programa de Seguridad Publica, los EEUU “…introdujeron un sistema de carné de identidad como el de Brasil... [y que] la tortura se convirtió en rutina en la jefatura de Montevideo.” 

    Entre mediados de 1970 y principios de 1971, los Tupamaros secuestraron a Dan Mitrione, un agrónomo norteamericano, a un diplomático brasileño y uno británico, pidiendo a cambio la liberación de 150 Tupamaros detenidos por la policía. Luego de negociaciones bilaterales con familiares y gobiernos extranjeros, la mayoría de las victimas fueron liberadas a salvo. Ante la política de no transigir con los secuestradores de parte de los gobiernos Uruguayo y de EEUU, los Tupamaros mataron a Mitrione y su cuerpo sin vida fue encontrado a principios de Agosto de 1970. La violencia entre la policía apoyada por los EEUU y los Tupamaros creció en una espiral.

    El año de las elecciones presidenciales encontró a la clase política Uruguaya en dispersión. Los tradicionales partidos Colorado y Blanco perdían prominentes miembros que se unían al Frente Amplio. Un memorando sobre las elecciones presidenciales en Uruguay del Departamento de Estado para el Asesor del Consejo de Seguridad Nacional Henry Kissinger describía a la sociedad Uruguaya de la época en estos términos: "El tema de oposición más importante es el sentimiento general de malestar y falta de dirección  nacional. Hay una creciente desilusión, especialmente de parte de los jóvenes de clase media, causada por la falta de oportunidades. El fenómeno de los Tupamaros es en si mismo en gran parte una revolución de la clase media contra un sistema que se ve no ofrece ninguna esperanza de participación significativa."

    En este contexto, los EEUU veían con profunda preocupación como poco después de su creación en Febrero de 1971, el Frente Amplio, una coalición de comunistas, socialistas, democrata crisrtianos y disidentes de los partidos mas grandes, rápidamente ganaba apoyo sustancial para las elecciones del 28 de Noviembre. Algunos estimados iniciales de las preferencias de los votantes ubicaban al Frente justo detrás de los Colorados y a la cabeza de los Blancos.

    Los EEUU consideraban a Uruguay como un modelo para América Latina y temían que se repitiera la victoria de la Unidad Popular en Chile hacia pocos meses el año anterior. A mediados de 1971, el objetivo de Washington en Uruguay era "disminuir la amenaza de una victoria política por el Frente," que se veia como una una amenaza mayor que los Tupamaros.

    Para entonces los EEUU estaban implicados en apoyar una ofensiva contrainsurgente en gran escala incluyendo la transformación de la inteligencia policial en una agencia de seguridad nacional, la Dirección Nacional de Información e Inteligencia (DNII). En septiembre de 1971, el gobierno Uruguayo lanzó operaciones contra subversivas, coordinadas por el DNII, de las fuerzas conjuntas (policiales y militares) contra los Tupamaros. Ex-policias han declarado que los escuadrones de la muerte eran  coordinados desde el DNII.

    En 1972, el recién electo presidente Bordaberry dio mano libre a los militares en la contrainsurgencia. Los militares aplastaron a los Tupamaros, reprimieron a estudiantes universitarios, sindicalistas así como a los opositores al gobierno. En 1973 los militares disolvieron el Congreso y mas tarde en 1976, depondrian a Bordaberry mismo  cuando Uruguay seria conocido como un "Estado Prisión". La asistencia en seguridad de los EEUU continuo hasta 1977. 

Los documentos .

Son conocidas las operaciones encubiertas de la CIA para prevenir y luego deestabilizar al gobierno de Salvador Allende en Chile. No es hasta ahora sin embargo que las actividades de las agencias norteamericanas para minar al Frente Amplio han empezado a conocerse a medida que los documentos presidenciales, del Departamento de Estado y de Seguridad Publica de AID son desclasificados por medio del proceso regular a documentos históricos en el Archivo Nacional de EEUU.

    Algunos de los documentos presentados aquí provienen de la sala de lectura del Departamento de Estado y de los "Record Groups" 59 y 286 del Archivo Nacional de EEUU. El Archivo de Seguridad Nacional revisó también los extractos de las cintas magnetofónicas del presidente Nixon (desclasificadas el año pasado) y los documentos desclasificados del Consejo de Seguridad Nacional de Nixon.

Agosto 20, 1971: Telegrama secreto del Departamento de Estado.

 

 Fuente: Archivos Centrales del Departamento de Estado, Archivo Nacional.


El  Departamento de Estado pide a las embajadas en Argentina y Brasil que hagan un estimado de cual seria la reacción de los gobiernos en esos países frente a una exitosa participación del Frente Amplio antes y durante las elecciones.

Agosto 25, 1971: análisis y Papel Estratégico Preliminar secreto de la Embajada de EEUU - Uruguay.

 

Fuente: Sala de lectura del Departamento de Estado.


En este análisis la Embajada de EEUU en Montevideo responde a las instrucciones dadas por el Consejo de Seguridad Nacional  para diseñar una estrategia: “…para aumentar el respaldo a los partidos democráticos en Uruguay y tratar de disminuir la oportunidad del triunfo político del Frente Amplio.” El Grupo de Trabajo de la Embajada hace recomendaciones en cinco áreas: psicológica, de asistencia económica, política, laboral y de seguridad.

    Para la Embajada los Estados Unidos debe de “colaborar abierta o encubiertamente con los medios de prensa que compiten con los del Frente Amplio. Un grupo de periodistas profesionales bien versados en psicología podrían estudiar Marcha (una publicación del Frente Amplio) y cual es su atractivo para la intelectualidad uruguaya y podrían crear un producto de prensa que pudiera efectivamente combatir este nocivo semanario.” 

    En el área de seguridad “es especialmente deseable que algunos países vecinos como Argentina y Brasil colaboren efectivamente con las fuerzas de seguridad uruguayas y donde fuera posible alentarlos para tal  colaboración.”

    Dos secciones del análisis han sido borradas, una al comienzo bajo el subtítulo “Los intereses de EEUU” y una después del numeral 6 en el área de recomendaciones Políticas.

Agosto 25, 1971: Servicio de Información de Difusión en el Extranjero de la CIA (Foreign Broadcast Information Service - FBIS), confidencial.

 

Fuente: Proyecto de desclasificación de la CIA sobre Chile, Grupo I (1973-1978), Sitio Web del Departamento de Estado.


Este FBIS clasificado y titulado “Tendencias en la Propaganda Comunista”, subraya las declaraciones de Fidel Castro sobre una alianza entre los brasileños y los paraguayos, bajo la dirección de la CIA, que promovió el reciente golpe en Bolivia. Castro también denuncia  que el golpe se propuso intimidar a los votantes de izquierda de Uruguay en las elecciones próximas.

Agosto 27, 1971: Cable secreto del Embajador de EEUU Lodge en Argentina.

 

Fuente: Archivos centrales del Departamento de Estado, Archivo Nacional.


La Embajada de Estados Unidos en Buenos Aires responde a la inquisitoria del pasado agosto 20 del Departamento de Estado sobre la intervención de Brasil y Argentina en las elecciones uruguayas. El cable reporta que Brasil y Argentina han realizado múltiples consultas de inteligencia y están siguiendo de cerca los eventos en Uruguay. Argentina no tiene planes de intervención en las elecciones uruguayas, pero  apoyarían un golpe para reinstalar al actual Presidente Pacheco si la izquierda “Frente Amplio” gana en noviembre. Argentina ha intentado reforzar el  régimen de Pacheco con apoyo económico y en la lucha contra la insurgencia. Por ejemplo un equipo de interrogación de Argentina “fue enviado a Montevideo cuando el líder Tupamaro Raul Sendic fue capturado.” Para finalizar, Lodge le dice a Washington que Argentina estuvo involucrada en el reciente golpe en Bolivia.

 

[Nota: El National Security Archive busco minuciosamente los documentos de Brasil y Uruguay en los "Record Groups 286 y 59" en el Archivo Nacional de EEUU y no encontramos la respuesta paralela de la Embajada norteamericana en Brazil, a la inquisitoria del Departamento de Estado].

Octubre 26, 1971: Conversación del Presidente Nixon.

 

Fuente: Conversación No. 601-36/602-1, Ayuda de búsqueda de las cintas magnetofónicas de Nixon, Archivo Nacional.


El presidente Nixon en la oficina oval habla sobre sus relaciones extranjeras y derechos humanos en varios países. Bajo el tema “Brasil”, Nixon habla sobre el presidente brasileño Emílio Garrastazu Médici, Uruguay y Chile.

[Nota: Fue imposible escuchar nada ineteligible a los investigadores del National Security Archives cuando se hizo correr la cinta 601-36/602-1] 

Noviembre 9, 1971: Telegrama de uso oficial limitado del Embajador de EEUU Charles Adair al Secretario de Estado.

 

Fuente: Archivos Centrales del Departamento de Estado.


En este telegrama con copias a la Oficina de Seguridad publica de la AID y las embajadas de EEUU en Brasil y Argentina, el Embajador de EEUU informa que “el candidato presidencial del Frente Amplio, Liber Seregni, implico a asesores de EEUU y Brasil en los ataques contra si mismo y una caravana de autobuses del Frente Amplio.”

Noviembre 13, 1971: Memorando secreto del Departamento de Estado para el Asesor de Seguridad Nacional Henry Kissinger.

 

Fuente: Materiales del Consejo de Seguridad de Nixon, Viajes VIP, Archivo Nacional.


El presidente brasileño visitará Washington entre el 7 y 9 de diciembre. Garrastazu Médici propone una agenda detallada con 25 puntos, los cuales 8 incluyen “Preguntas Interamericanas”, particularmente sobre Uruguay. Como respuesta, los EEUU propone reducir la agenda a 9 puntos. El punto 8 se lee “Problemas hemisféricos: a) Cuba, Chile, y Uruguay”.

Noviembre 27, 1971: Memorando secreto del Departamento de Estado para el Asesor de Seguridad Nacional Henry Kissinger.

 

Fuente: Archivos Centrales del Departamento de Estado, Archivo Nacional.


Un memorando  informativo del Departamento de Estado explica que en recientes encuestas los candidatos  de los Partidos Colorado y Blanco probablemente ganarán las elecciones. Sin embargo, hay preocupación pues según estimaciones cerca del 25% apoya al candidato del Frente Amplio, y hay todavía un alto grado de incertidumbre de aproximadamente el 25% de votantes, que no expresan preferencia o se muestran indecisos. A su vez el candidato del Frente, que también compite en las elecciones municipales, puede ganar en Montevideo, la capital. El memorando al final subraya la posible intervención de Argentina y Brasil y como, en el interés de Estados Unidos, está promover la estabilidad en Uruguay aunque sea para preservar las buenas relaciones entre los dos poderes regionales.

Aproximadamente a principios de diciembre de 1971: Memorando secreto de Henry Kissinger al Presidente Nixon.

 

Fuente: Materiales del Consejo de Seguridad de Nixon, Viajes VIP, Archivo Nacional.


Se espera que el Presidente Nixon se encuentre dos veces con el Presidente brasileño Emílio Garrastazu Médici - durante una hora y media el 7 de diciembre y durante 45 minutos el 9 de diciembre. Kissinger le dice a Nixon que “Médici apoya las ideas de la Doctrina Nixon… usted querrá estar de acuerdo sobre la importancia de las consultas…particularmente en los asuntos del hemisferio, sabiendo que Brasil puede jugar un rol  particular en el hemisferio para ampliar nuestros mutuos intereses.” El Asesor de Seguridad Nacional también remarca que el Presidente Brasileño  “…probablemente expresará su preocupación por la desviación a la izquierda  en el hemisferio y le dé su evaluación sobre la situación en Uruguay, Argentina, Chile y Bolivia.”

Diciembre 7, 1971: Telegrama confidencial del Embajador de EEUU Charles Adair al Secretario de Estado.

 

Fuente: Archivos Centrales del Departamento de Estado, Archivo Nacional.


El Embajador de EEUU en Montevideo da cuenta de las ultimas denuncias que ligan a los EEUU con ataques en contra del Frente Amplio. El Embajador comenta que “La prensa izquierdista ha tratado reiteradamente en el pasado de atribuir responsabilidad a la Embajada de EEUU por ataques en contra del 'Frente Amplio y de apoyar a uno u otro de los partidos tradicionales y a las 'fuerzas represivas' (policía). Este ultimo cargo y otros que seguramente le seguirán son evidentemente esfuerzos de culparnos por su derrota en las elecciones.”

Diciembre 7, 1971, 6:51 pm: Conversación entre el Presidente Richard Nixon y el Secretario de Estado William Rogers.

 

Fuente: Cintas magnetofónicas de Nixon, Conversación 16-36, Archivo Nacional.


El Presidente y el Secretario de Estado intercambian opiniones sobre el Presidente brasileño:

Rogers: “Si, pienso que este asunto de Médici es una buena idea. Pase un tiempo agradable con el hoy al almuerzo y él..." 
Nixon: “Es un tipo increíble, cierto?” 
Rogers: “Es... Dios mío, me alegra que este de nuestro lado.” 
Nixon: “Duro y, eh, tu sabes... [risas]... sabes, me gustaría que presidiera sobre el continente entero.” 
Rogers: “A mí también. Debemos ayudar a Bolivia. Él está preocupado por ello. Debemos asegurarnos que..." 
Nixon: “A propósito, la cuestión uruguaya, parece que él ayudó un poco allí…”

Diciembre 7, 1971: Memorando secreto para Henry Kissinger.

 

Fuente: Materiales del Consejo de Seguridad de Nixon, Viajes VIP, Archivo Nacional.


En preparación de una reunion entre Kissinger y Garrastazu  Médici en la tarde del 8 de diciembre, un asistente del NSC, Arnold, Nachmanoff, informa que “Médici se encuentra extremadamente complacido de su encuentro con el Presidente.” Luego clarifica que “ la conversación se centró mayormente  en las relaciones entre Brasil y los militares brasileños y los problemas del hemisferio”, particularmente Cuba, Chile y Uruguay.  Las notas tomadas por el General Vernon Walters son mencionadas pero no incluidas en el memorando. El presidente Nixon trajo a Vernon Walters, Agregado de Defensa en Francia, para que le apoyara en las conversaciones directas con Garrastazu Médici. En conversaciones grabadas anteriormente, Nixon explica que quiere a Walters allí no solo por sus habilidades con el portugués, sino por su profundo conocimiento de Brasil (1). El memorando formal de la conversación (memcon) está clasificado. El National Security Archive ha pedido la desclasificación de éste y otros memorandos de las reuniones presidenciales.

Nota

1.  Vernon Walters y Emílio Garrastazu Médici se conocían por largo tiempo. Garrastazu Médici encabezaba la escuela militar de las Águilas Negras durante el golpe que depuso a Joao Goulart en 1964 y luego seria nombrado agregado militar en Washington (64-65). En 1967, fue nombrado director del equivalente  brasileño a la CIA, el “Serviço Nacional de Informaçoes (SNI)” y en 1969 fue seleccionado como presidente por una junta militar. Walters fue agregado militar de EEUU en Brasil entre 1962 y 1967, y seria nombrado Subdirector de la CIA el 2 de marzo de 1972, menos de tres meses después de servir de asistente en las reuniones entre Nixon y Garrastazu Médici en Washington.

Diciembre 9, 1971: Conversación en cinta magnetofónica entre Richard Nixon, Emílio Garrastazu Médici y Vernon Walters en la oficina Oval del a Casa Blanca.

 

Fuente: Conversación No. 633-6, Ayuda de búsqueda de las cintas magnetofónicas de Nixon, Archivo Nacional.


Ambos registros de esta conversación (un memcon y la cinta magnetofónica) están actualmente clasificados. El National Security Archive ha hecho peticiones de desclasificación por ambos.

Diciembre 10, 1971: Memorando secreto para Henry Kissinger sobre su conversación con el Presidente Brasileño el 8 de Diciembre.

 

Fuente: Materiales del Consejo de Seguridad de Nixon, Viajes VIP, Archivo Nacional.


El Dr. Kissinger dijo a Garrastazu Médici que “en áreas de interés mutuo como la situación en Uruguay y Bolivia, la mutua cooperación y el acercamiento paralelo puede ayudar mucho en nuestros objetivos comunes.” Además, el Asesor de Seguridad Nacional de Nixon “comentó que como Brasil juega un fuerte rol de liderazgo, se podría encontrar a sí mismo en una posición similar a  la de Estados Unidos - respetado y admirado, pero no querido.”

Diciembre 20, 1971: Memcon secreto de Henry Kissinger sobre una reunión entre el presidente de EEUU y el primer ministro británico Edward Heath.

 

Fuente: Materiales del Consejo de Seguridad de Nixon, Viajes VIP, Archivo Nacional. 


Los dos líderes se reunen en Bermuda y discuten un numerosos temas de política y geopolítica internacional. El presidente Nixon menciona a Uruguay de paso. Nixon está preocupado respecto que Gran Bretaña se retire del Caribe y esto pueda afectar económicamente a la región, así como que los gobiernos comiencen a moverse hacia la izquierda. Nixon solicita a Heath que no se retire y se pregunta si los Estados Unidos podrían ocupar este vacío. Luego el Primer Ministro preguntó sobre la situación en Cuba. "El hombre, Castro, es un radical", el Presidente contestó “muy radical incluso para Allende y los peruanos. Nuestra posición es respaldada por Brasil, que es después de todo la llave del futuro. Los brasileños ayudaron a manipular las elecciones uruguayas... Hay fuerzas que están actuando las cuales nosotros no desalentamos….”

Bordaberry condenado por golpe en 1973.

El National Security Archive Publica Evidencia Desclasificada Usada en el Juicio.

Documentos de EEUU Implican a Bordaberry en Represión.

En una decisión sin precedentes, el ex Presidente uruguayo Juan María Bordaberry fue sentenciado a servir 30 años por socavar la constitución uruguaya a través de un auto golpe en junio de 1973, y de ser partícipe en nueve desapariciones forzadas y dos homicidios políticos cometidos por las fuerzas de seguridad mientras era presidente entre 1972 y 1976.

Documentos desclasificados de EEUU integrados como evidencia en el caso por el National Security Archive dan cuenta que Bordaberry justificaba haber asumido poderes fuera de la constitución el 27 de junio de 1973 diciendo al Embajador de EEUU que "las tradiciones e instituciones democráticas de Uruguay… eran ellas mismas la amenaza real a la democracia". Otro documento muestra que, unos días después del golpe, se le ordenó a la policía lanzar, en coordinación con el ejército, "operaciones de recolección de inteligencia y operaciones de naturaleza ‘especial’", una referencia a actividades de escuadrones de la muerte.

"Los documentos de EEUU", dice Carlos Osorio, quien encabeza el Proyecto del Cono Sur del National Security Archive, "ayudaron a la justicia a descorrer el velo de secretividad sobre violaciones de derechos humanos cometidas bajo el régimen de Bordaberry".

La sentencia de la juez Mariana Motta el pasado 9 de febrero de 2010, se basó en un caso presentado por los abogados, Walter de León y Hebe Martínez Burlé. "Nadie pensaba que lograríamos condenar a Bordaberry," dijo Martínez Burlé. "Incluso entre activistas de derechos humanos, algunos decían que estábamos locos".

Oscar Destouet, quien encabeza la Dirección de Derechos Humanos del Ministerio de Educación y que apoyó los procesos, hizo notar que "esta es la primera vez que un jefe de estado ha sido Juzgado por un golpe de estado". No hay duda que el caso no tiene precedentes en los tribunales de Uruguay. "La sentencia apunta a un amanecer en la jurisprudencia uruguaya", dice Jorge Pan, quien dirige el Instituto de Estudios Legales y Sociales de Uruguay [IELSUR].

Bordaberry fue elegido a la presidencia en 1971 en medio de una conmoción social y la insurgencia de los Tupamaros, el movimiento guerrillero más poderoso en América Latina en la época. A fin de destruir la insurgencia y apagar la disensión social, Bordaberry orquestó un auto golpe en junio de 1973, donde disolvió el Congreso y suspendió la constitución, y después lanzó una feroz campaña contrainsurgente en la que miles fueron encarcelados y torturados, y cientos muertos y desparecidos. Las fuerzas de seguridad uruguayas, además, coordinaban sus acciones represivas con otros países del Cono Sur en lo que se conoció como la "Operación Cóndor," persiguiendo y asesinando a ciudadanos uruguayos que se habían refugiado en otras naciones, como el Senador Zelmar Michelini y el legislador Héctor Gutiérrez  Ruiz quienes fueron asesinados en Buenos Aires.

La búsqueda de justicia por violaciones de derechos humanos bajo el régimen militar ha sido bloqueada por una amnistía ratificada en un referéndum con el 54% de los votos en 1989. En Octubre de 2009, otro plebiscito para remover la amnistía se quedó corto con solamente el 48% de apoyo. Sin embargo, en agosto de 2003, la Corte Suprema falló que Bordaberry debía enfrentar los cargos como un ciudadano común.

Según Osorio, "los documentos de EEUU ayudan a los jueces a sobrepasar los obstáculos de impunidad en Uruguay". En diciembre de 2006, Osorio presentó su testimonio con más de 70 documentos desclasificados de EEUU ante la juez de instrucción a cargo de este caso histórico.
 
Esta gacetilla electrónica presenta ocho documentos desclasificados de EEUU introducidos en el caso que identifican el rol de Bordaberry en el golpe militar, su desdén por las instituciones democráticas y el papel de las fuerzas de seguridad en los crímenes bajo el régimen. Además incluye:

Documentos

Julio 1, 1973 – Posibles Efectos de las Acusaciones de Tortura en Uruguay sobre el Programa de Seguridad Publica de la AID.


En un memorándum al segundo de la Embajada estadounidense en Uruguay Frank Ortiz, un representante de la Agencia Internacional para el Desarrollo (USAID) expresa su temor que las recientes acusaciones de tortura contra la policía uruguaya así como el golpe encabezado por el Presidente Bordaberry podrían poner en peligro el apoyo del Congreso de EEUU al programa de asistencia a la policía uruguaya. El documento menciona denuncias de tortura por la policía en la ciudad de Paysandú así como en otros lugares a través del país que están siendo investigados por legisladores uruguayos. Todo esto ha contribuido al conflicto entre el Congreso uruguayo y los militares y Bordaberry. 

El oficial de la USAID informa que "el último acto del Senado en la tempranas horas del 27 de junio fue votar 16 a 1, para hacer una investigación de las acusaciones de tortura en Paysandú. Inmediatamente después, el Senado fue cerrado y disuelto por el Presidente Bordaberry… para un observador en el exterior… la motivación de cerrar el Congreso sería tanto ira por no poder procesar al Senador Erro por sus lazos con los Tupamaros, como el deseo del Presidente y de las Fuerzas Armadas de prevenir una investigación del Congreso de las torturas en Paysandú y otras partes".

Julio 2, 1973 – Los Estados Unidos y los Eventos en Uruguay


El segundo de la Embajada de EEUU Frank Ortiz, envía una actualización al Departamento de Estado respecto de la situación en Montevideo luego del golpe. "Se ha llegado a un nivel decisivo en Uruguay… El ejecutivo, procediendo con y a [instancias de las fuerzas armadas] ha tomado medidas como la disolución del congreso y la poderosa confederación sindical dominada por los comunistas (CNT)…" El informe sugiere que entre los uruguayos "hay disposición a aceptar las afirmaciones del presidente en el sentido que las medidas ilegales llevadas a cabo eran necesarias y temporales y que habrá un regreso a las formas democráticas tradicionales". 

Asimismo, Ortiz informa que "los grupos de oposición, cuyos líderes están escondidos, están en un estado de choque por lo imprevisto y arrasador de las medidas del Gobierno". Según Amnistía Internacional y numerosos otros organismos de derechos humanos, entre 1973 y 1976, Uruguay se convirtió en el país con mayor número de encarcelados y torturados per cápita en América Latina.

Julio 25, 1973 – División de Seguridad Pública: Informe sobre la Policía 


Noviembre 12, 1973 – Uruguay Cuatro Meses Después de la Clausura del Congreso

El asesor en jefe en Seguridad Pública de la USAID en Montevideo hace un informe de "las actividades luego de los recientes cambios en el Gobierno uruguayo". El informe dice que "para el 10 de julio, la oficina del Jefe de la Policía había recibido órdenes de reintegrarse a las operaciones militares… se habían dado órdenes de operaciones coordinadas al mediodía de esta fecha… para la una de la tarde del 10 de julio, la policía de Montevideo recibió nuevas órdenes llamando a un incremento en la coordinación entre las operaciones militares y de la policía… hay indicios que se trata principalmente de operaciones de recolección de inteligencia y de naturaleza ‘especial’". En la jerga de contrainsurgencia de las fuerzas de seguridad de los años sesenta y setenta, el término "especiales" (entre comillas en el documento) es una referencia a las actividades de los escuadrones de la muerte.

Noviembre 12, 1973 – Uruguay Cuatro Meses Después de la Clausura del Congreso 


El Embajador de EEUU Ernest Siracusa envía un informe al Departamento de Estado cuatro meses después del golpe diciendo que "desde el 27 de junio el gobierno de Bordaberry ha cerrado el Congreso, proscrito la actividad política, impuesto la censura para apagar a la crítica, hecho ilegal a la confederación sindical controlada por los comunistas, suspendido las actividades de la universidad nacional y tiene planes de proscribir a la federación de estudiantes universitarios y grupos afiliados. La base de poder del gobierno se ha movido hacia las Fuerzas Armadas". 

Con respecto a la relación de Bordaberry con los militares, Siracusa observa que "sus características lo hacen sentirse cómodo con los miliares, y el debate sin fin sobre si Bordaberry o los militares están tras cualquier medida generalmente están fuera de foco… [pues] el que Bordaberry y los militares generalmente están pensando en la misma línea... Creemos que Bordaberry fue el que inicio la movida de cerrar el Congreso. Así mismo, fue Bordaberry, no los militares, quien esbozó un decreto que se espera vea la luz pronto proscribiendo o disolviendo al Partido Comunista (PCU). Estas y otras medidas, concebidas en términos de patriotismo, moralidad, o en consideraciones más prácticas, han aliado al presidente muy a menudo con los de línea dura como el comandante de la primera división, General Esteban Cristi".

Diciembre 26, 1973 – Conversación con el Presidente Bordaberry


El Embajador de EEUU Siracusa informa sobre una reunión con Bordaberry dónde ambos cubren temas económicos y bilaterales. En una sección, luego de expresar su valoración que los uruguayos están contentos por la estabilidad que ha alcanzado el régimen luego del golpe, Siracusa dice "pude detectar también una cierta tristeza porque el precio haya sido que las tan preciadas instituciones democráticas de Uruguay habían sido hasta cierto punto sacrificadas o limitadas". Bordaberry responde explicando que "la situación había llegado realmente al borde del caos y que de no haberse tomado medidas drásticas el país se habría enfrentado con tener que aceptar una anarquía crónica o una verdadera toma de poder de los militares como alternativa". Siracusa termina diciendo que Bordaberry expresó que "todo lo que han hecho ha sido realmente un esfuerzo de parar el estancamiento de más de dos décadas y salvar las tradiciones e instituciones democráticas de Uruguay en lugar de violentarlas. En cierto sentido… estas instituciones, tal como operaban, eran ellas mismas la amenaza real a la democracia en Uruguay".

Agosto 14, 1975 – Muertes y Desapariciones de Extremistas Chilenos: Implicación del GOA [Gobierno de Argentina]


En medio de numerosas muertes sospechosas de guerrilleros chilenos en Argentina, la Embajada de EEUU en Buenos Aires informa al Departamento de Estado que "el agregado legal [de EEUU] informa que las policías y en especial los establecimientos militares de Argentina, Uruguay, Paraguay y Chile están bien interconectados… Además, se sabe que operaciones de asesinatos son llevadas a cabo por estos gobiernos como favor entre ellos, aunque no puedan ser probados". Los informes de Robert Scherrer, enlace del FBI y agregado legal en la Embajada de EEUU en Buenos Aires, acerca de la colaboración de las agencias de seguridad del Cono Sur, revelarán más adelante la existencia de la Operación Cóndor en 1976.

Junio 18, 1976 – Más Información sobre Zelmar Michelini y Luis Héctor Gutiérrez 


Unas semanas después que los legisladores uruguayos exiliados Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz fueran asesinados por desconocidos en Buenos Aires, el Embajador de EEUU en Montevideo, Ernest Siracusa, informa que "según [una fuente secreta] las autoridades argentinas consideraban que Michelini estaba trabajando con la Junta Coordinadora Revolucionaria (JCR) en Argentina, orquestando campañas de propaganda contra Uruguay. La JCR es la coordinación de los grupos terroristas/subversivos de Chile, Argentina, Uruguay y Bolivia".

Agosto 3, 1976 – Informe Mensual (Julio) de ARA [Sección América Latina]: La 'Tercera Guerra Mundial' y América del Sur


Desde principios del año, numerosos miembros de guerrillas y líderes de la oposición de izquierda de países limítrofes del Cono Sur han sido muertos en Buenos Aires. Entre ellos, se encuentran dos legisladores uruguayos, un ex Presidente boliviano y muchos otros chilenos, uruguayos, bolivianos, brasileños y paraguayos. 

En este análisis preparado para el Secretario de Estado Henry Kissinger, el Secretario de Estado Asistente Harry Shlaudeman informa que "los regímenes militares del Cono Sur... están juntando fuerzas para erradicar la ‘subversión’, que se traduce cada vez más como disidencia no violenta de izquierda y del centro. Las fuerzas de seguridad del Cono Sur ahora coordinan estrechamente actividades de inteligencia; operan en los territorios de uno u otro persiguiendo a subversivos; han establecido la Operación Cóndor para localizar y matar a terroristas de la Junta Coordinadora Revolucionaria (JCR) en sus propios países y en Europa... La cooperación de seguridad es un hecho: Existe una amplia cooperación entre las operaciones de seguridad/inteligencia de seis gobiernos: Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Paraguay, y Uruguay. Sus servicios de inteligencia sostienen reuniones formales para planificar ‘Operación Cóndor’..." 

Shlaudeman concluye explicando que "el problema parte con la definición de ‘subversión’... que se acerca cada vez más a incluir a casi cualquier persona que se oponga a las políticas gubernamentales... el Ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay Blanco... fue el primero en describir la campaña contra los terroristas como la ‘Tercera Guerra Mundial’. La descripción es interesante por dos razones: justifica medidas feroces y arrasadoras de ‘tiempos de guerra’; enfatiza el aspecto internacional e institucional, justificando por lo tanto el ejercicio del poder mas allá de las fronteras nacionales"

Youtube

sidebar